Actitudes que Evitar en Problemas de Pareja

Estimados amigos (as), quiero compartir con ustedes cinco actitudes que se deben evitar  cuando hay problemas o conflictos de pareja.

Lee sobre estas cinco actitudes y erradícalas.

1.  Pesimismo
Generalmente cuando estamos ante un conflicto de pareja, el pesimismo nos invade, todo se ve negativamente y no vemos la salida del túnel.

Es común recordar y relacionar y el problema presente con otros anteriores que no tienen nada que ver, pero si aumenta la tensión.

La actitud abierta, positiva, llena de fe y esperanza hace maravillas y posibilita las soluciones creativas que la pareja necesita.

2.  Auto conmiseración
Porque a mí me pasa esto, yo no lo merezco, estoy solo (a), no siento apoyo. Tal vez sea cierto o no, sin embargo concentrarse en esta lastima de si mismo solo hace que la persona se sienta peor. Lo mejor sería:

  • escribir una lista de los problemas
  • escribe que posibles acciones vas a tomar
  • y decide cuando comenzar a generar esas acciones de cambio.

3.  Servilismo
El amor no se mendiga, la dignidad humana es básica para el respeto, tomar una posición de servilismo no cambia nada, te sentirás usado (a).

Tú vales mucho, eres un ser único y ocupas un lugar en el universo, el ser humano es creado a imagen y semejanza de Dios.

Retoma tu dignidad, valórate y enfrenta la vida con entusiasmo, de esa manera te respetarán y ganarás el espacio que has perdido. Inicia nuevos proyectos, disfrútalos, hay un mundo por descubrir.

4.  Culpabilidad
El buscar culpables solo agiganta los problemas y nada positivo aporta a la relación. El juego de definir de quien es la culpa, crea distanciamiento, luchas interminables y profundos sentimientos de ansiedad y confusión.

Definitivamente en un problema de pareja ambos cónyuges aportan su tanto.

Lo mejor es no gastar energía en sermones culpabilizantés a la otra persona, ya que cada quien debe hacerse responsable por lo que hace, siente y piensa.

Al haber un cambio en tu conducta personal se dan cambios en el otro, si el otro no cambia en un lapso de tiempo razonable usted debe tomar decisiones de que hacer al respecto, si no sabe qué hacer y se le escapo del control busque apoyo en alguien que le oriente.

5.  Prepotencia
La prepotencia desgasta cualquier relación, ya que impone por la fuerza un punto de vista sobre la otra persona, que invisibiliza y anulada a la pareja.

La prepotencia es una violación a la voluntad de otro ser humano. Lo mejor es comenzar con modelos flexibles que contemplen que su pareja tiene los mismos derechos que usted. Lo cual es esencial para romper ese círculo de supremacía tirana.

Debes comprender que tanto vale tu opinión como la de tu conyugue. Lo mejor es buscar la unión por el acuerdo y no el distanciamiento por medio de las imposiciones.

Evitando estas actitudes poco a poco Irán aprendiendo como relacionarse de una forma más sana y creativa para mejorar la calidad de vida individual de pareja y familia.

Para finalizar vale mencionar que la persona que desea solucionar este problema del matrimonio debe generar a nivel personal un compromiso consigo mismo para poner de su parte para cuidar y proteger la relación.

Animo, incorporen mejores formas de hacer la convivencia y disfruten su relación, no se pierdan nada de todo lo bueno que pueden tener.

Dios les bendiga.

Tu amigo,

MSc. Minor Vindas.

Máster en Orientación Familiar

Si estos consejos te resultan  beneficiosos recibe más sugerencias de éste tipo al suscribirte a nuestro BOLETÍN GRATUITO

</a